Usuario Clave
 
Vocabulario Jurídico

Lo correcto, lo incorrecto y lo subjetivo en el uso de la coma (III)
Por Valeria Colella

La coma es un signo gráfico que representa un tipo de pausa, más corta que la que brinda el punto, en lo que se habla o lee. Su utilización siempre se ha considerado más subjetiva que en los demás signos de puntuación. Sin embargo, hay comas obligatorias, otras que son opcionales, e incluso están las incorrectas, que pueden llegar a cambiar el sentido de la frase para que exprese exactamente lo opuesto de lo que se quiere decir.

Lo incorrecto
La coma entre el “pero” y signos de interrogación y exclamación
Tampoco corresponde el uso de la coma posterior al adversativo “pero” cuando le sigue una oración interrogativa o exclamativa:

Pero, ¿se encuentra debidamente fundada la sentencia en orden a la individualización de la pena impuesta al acusado?
Pero ¿se encuentra debidamente fundada la sentencia en orden a la individualización de la pena impuesta al acusado.

Lo subjetivo
Coma = verbo
Cuando en una oración se omite un verbo ya mencionado o sobreentendido, suele aparecer una coma en el lugar en el que tendría que estar el verbo.
Si bien las asignaciones por hijo solo la pueden cobrar uno de los dos padres, la prioridad de su cobro la tiene la madre si ella trabaja; sino, el padre.

Esta coma no es obligatoria. Su uso dependerá de la claridad y de la intención de quien escribe. A veces, su uso puede dar lugar a una puntuación innecesariamente pesada y recargada:
El imputado J. P. ingresó por la puerta principal; L. M. A., por la puerta del patio; y A. M., por la puerta que venía del garaje.
El imputado J. P. ingresó por la puerta principal, L. M. A. por la puerta del patio y A. M. por la puerta que venía del garaje.

Ambas posibilidades son correctas, pero la segunda se aprecia más simple y ligera. Será nuestra decisión sopesar si este tipo de expresiones requieren marcar la elisión de los verbos con comas o si no.

Circunstanciales
Los circunstanciales pueden o no ir entre comas cuando están en medio del enunciado y proporcionan información ocasional y cuando se interponen entre otros complementos sintácticos:
El magistrado consignó que, de no por estas circunstancias, la tarea de investigación que deben llevar a cabo los jueces penales resultaría imposible de cumplir.
En el estado actual de la causa, no es posible determinar si el centro de vida de la menor se sitúa o no en el lugar donde reside, desde hace solo cinco meses, con su madre.
En el estado actual de la causa, no es posible determinar si el centro de vida de la menor se sitúa o no en el lugar donde reside desde hace solo cinco meses con su madre.

El autor es libre de usar la coma cuando los complementos circunstanciales se anteponen a la oración principal:
En ese mismo documento, el magistrado consignó que se trataría de una situación de maltrato infantil y violencia de género de alto riesgo.
En ese mismo documento el magistrado consignó que se trataría de una situación de maltrato infantil y violencia de género de alto riesgo.

Pero no va coma en los complementos circunstanciales cuando van pospuestos al verbo:
Es que ningún elemento acompaña a fin de acreditar la lesión subjetiva que invoca, en el ámbito del ente administrativo.
Es que ningún elemento acompaña a fin de acreditar la lesión subjetiva que invoca en el ámbito del ente administrativo.
Lo correcto, lo incorrecto y lo subjetivo en el uso de la coma (II)
Por Valeria Colella

La coma es un signo gráfico que representa un tipo de pausa, más corta que la que brinda el punto, en lo que se habla o lee. Su utilización siempre se ha considerado más subjetiva que en los demás signos de puntuación. Sin embargo, hay comas obligatorias, otras que son opcionales, e incluso están las incorrectas, que pueden llegar a cambiar el sentido de la frase para que exprese exactamente lo opuesto de lo que se quiere decir.

Lo correcto
La coma y los conectores discursivos
Los conectores discursivos siempre llevan comas, ya sea que se sitúen al comienzo de oración o en medio del enunciado:

Así planteada la cuestión, no son necesarios mayores argumentos para concluir que la ruptura del contrato de trabajo por parte del actor es totalmente legítima y ajustada a derecho.
Por lo tanto, a los fines de dilucidar este conflicto de intereses, es menester reseñar las pruebas producidas en autos.
Por otra parte, opera como presunción en su contra que guardara silencio frente a la misiva recibida en la que el reclamante lo intimó a otorgarle tareas livianas y el pago de conceptos laborales.
De tal modo, reconoció expresamente su calidad de empleador, lo que no logra desvirtuar con las manifestaciones que, con posterioridad, efectúa en el memorial de contestación.
Que los cinco o seis empleados hicieron el mismo trámite y cobraron lo mismo, es decir, la doble indemnización.

Se usan comas en las oraciones coordinadas que utilizan conectores distributivos: ya… ya…; bien… bien…, sea… sea…, unos… otros…

Podrán continuar utilizando este tipo de comprobantes los sujetos adheridos que, o bien ya cuenten con talonarios impresos y no utilizados a la fecha del dictado de la resolución, o bien los tengan en proceso de impresión.
Unos cumplieron con su deber ciudadano votando, otros se evadieron.

Las secuencias introducidas por el conector “así como” siempre van entre comas:

A fs. … obra informe del Equipo Técnico del Juzgado, observando en la pareja una concepción de coparentalidad respecto de la crianza de su hija/o o sus hijas/os, así como también una familia ampliada dispuesta a acompañar dicho proceso.

Lo incorrecto
La coma entre el sujeto y el predicado
Nunca se debe poner coma entre el sujeto y el predicado, incluso si el sujeto es una proposición subordinada sustantiva que cumple esa función:

La denunciante -abogada-, solicitó se disponga una medida de distancia y prohibición de acercamiento y abstención de perturbación contra un abogado de la matrícula.
La denunciante -abogada- solicitó se disponga una medida de distancia y prohibición de acercamiento y abstención de perturbación contra un abogado de la matrícula.

La única excepción a esta regla se plantea cuando entre el sujeto y el predicado podemos encontrarnos una subordinada adjetiva explicativa que funciona como complemento del nombre y por tanto se divide mediante las comas y la secuencia va entre comas explicativas y podemos quitarla sin que merme el significado de la frase

La denunciante, abogada del fuero local, solicitó se disponga una medida de distancia y prohibición de acercamiento y abstención de perturbación contra un abogado de la matrícula.

La coma entre el verbo y su complemento
Tampoco se coloca ninguna coma para separar el verbo de sus complementos

No modifica la decisión, que el empleado descendiera en una parada inmediata posterior que la que se juzgó debió hacerlo, porque dicha circunstancia no justifica la excepción prevista en la ley, para desplazar la calificación de que se trata.
No modifica la decisión que el empleado descendiera en una parada inmediata posterior que la que se juzgó debió hacerlo, porque dicha circunstancia no justifica la excepción prevista en la ley para desplazar la calificación de que se trata.

La coma y las enumeraciones encabezadas por ni, tanto
La coma no puede separar los términos en las enumeraciones encabezadas por ni… ni… o tanto… como…

Tanto si es ad solemnitatem como simplemente ad probationem, la forma de los actos jurídicos debe regirse por la ley vigente en el momento de realizarse el acto.
Tanto si es ad solemnitatem, como simplemente ad probationem, la forma de los actos jurídicos debe regirse por la ley vigente en el momento de realizarse el acto.
Lo correcto, lo incorrecto y lo subjetivo en el uso de la coma (I)
Por Valeria Colella*

La coma es un signo gráfico que representa un tipo de pausa, más corta que la que brinda el punto, en lo que se habla o lee. Su utilización siempre se ha considerado más subjetiva que en los demás signos de puntuación. Sin embargo, hay comas obligatorias, otras que son opcionales, e incluso están las incorrectas, que pueden llegar a cambiar el sentido de la frase para que exprese exactamente lo opuesto de lo que se quiere decir.

Lo correcto
La coma del vocativo
El vocativo es una palabra o palabras que sirven para invocar, llamar o nombrar a la persona a quien se dirige el hablante cuando enuncia alguna idea. Siempre se escribe coma posterior cuando el vocativo inicia la oración:

La magistrada precisó: “Estimado colega, ¿tuvo en cuenta que, en su caso, el acusado conocía que la denuncia no se correspondía con su conducta, o era falsa, desde el momento en que ésta se efectuó y causó los daños por los que pretende ser resarcido.

Si se halla en medio de la oración, se escribe entre comas:

Me dijo: “Quiero que sepas, amigo, que ya resolví el asunto que estaba pendiente”.

Este último caso no debe confundirse con las aposiciones, que si bien también se escriben entre comas, son incisos que aclaran o complementan la información del sujeto.
De manera similar, los alias, apodos y seudónimos se escriben entre comas cuando se pueden utilizar sin acompañar el nombre:

El juez de la Sala I condenó en audiencia de juicio abreviado a … (23), alias “Judas”, a la pena de seis meses de prisión de ejecución efectiva, por ser responsable de los delitos de amenazas con arma y desobediencia judicial.

Sin embargo, no van con coma los sobrenombres cuando especifican el calificativo con que se distingue especialmente a una persona: Alfonso X el Sabio, Fernando III el Santo, Juana la Loca.

La coma en una enumeración
La coma separa los miembros de una enumeración salvo el último término cuando esté precedida por las conjunciones y, e, o, u:

Que los vicios señalados en los considerandos anteriores, habilitan al Departamento Ejecutivo a proceder a la declaración de nulidad de los decretos Nro. 035/15; Decreto Nro. 058/15, Decreto Nro. 151/15; Decreto Nro. 057/15; Decreto 114/15; Decreto Nro. 131/15, Decreto Nro. 132/15, en todas sus partes.

Que los vicios señalados en los considerandos anteriores habilitan al Departamento Ejecutivo a proceder a la declaración de nulidad de los decretos nro. 035/15, decreto nro. 058/15, decreto nro. 151/15, decreto nro. 057/15, decreto 114/15, decreto nro. 131/15 y decreto nro. 132/15 en todas sus partes.

Que los vicios señalados en los considerandos anteriores habilitan al Departamento Ejecutivo a proceder a la declaración de nulidad de los decretos nros. 035/15, 058/15, 151/15, 057/15, 114/15, 131/15 y 132/15 en todas sus partes.

Solo va coma delante de conjunciones copulativas cuando lo consignado después de la coma es consecuencia de todo lo mencionado con anterioridad:

En consecuencia, la formulación del estándar legal utilizado tiene como fundamento que la pretensión del demandante debe ser más probable que su negación, y en este caso no se cumple.

La coma y los sujetos múltiples
Si los términos de la enumeración constituyen sujetos múltiples tampoco se pone coma detrás del último:

Muchas injurias, calumnias, amenazas e intimidaciones expresas, fueron vertidas en las causas judiciales.

Muchas injurias, calumnias, amenazas e intimidaciones expresas fueron vertidas en las causas judiciales.

La coma y las conjunciones y locuciones adversativas
Siempre va coma delante de las conjunciones y locuciones adversativas.

Aclara que la situación narrada no es un hecho aislado sino que es un hecho más, entre tantos de hostigamiento, acoso psicológico, económico, laboral y, en consecuencia, personal que viene padeciendo por parte de…

Aclara que la situación narrada no es un hecho aislado, sino que es un hecho más entre tantos de hostigamiento, acoso psicológico, económico, laboral y, en consecuencia, personal que viene padeciendo por parte de…

Las locuciones “sin embargo”, “en cambio” y “no obstante” son conjuntivas cuando aparecen uniendo cláusulas adversativas, y en este caso hay dos puntuaciones “aceptables”: la coma es posterior si comienzan la oración; caso contrario, van precedidas de punto y coma y llevan coma posterior:

Sin embargo la duplicación indemnizatoria prevista por la norma motivo de análisis...

Sin embargo, la duplicación indemnizatoria prevista por la norma motivo de análisis…

A lo largo del alegato no ha quedado debidamente expuesto el porqué de la demanda; no obstante, la existencia de la irregularidad registral no termina con la notificación del traslado de demanda impugnado.

Si una o varias de las subordinadas adversativas son complejas, la separación se hace colocando punto y coma entre ellas.
Cuando los números se escriben con letras.
Por Valeria Colella*

Escribir los números con cifras o palabras depende del tipo de texto. En textos científicos y técnicos, es preferible el empleo de números por su claridad y concisión; en textos literarios, se recomienda el uso de letras solo en los números inferiores a cien, los que se escriben en una sola palabra (ochocientos, mil, millón) y los que pueden expresarse en dos (seis mil, once millones).
De todas formas, esto no deja de ser una recomendación; lo verdaderamente importante es fijar un criterio y evitar incoherencias en un mismo texto.

- Los números de un dígito: tres días, siete diputadas, cuatro jinetes.
Firmó contratos cada 3 meses como prestadora de servicios.
Firmó contratos cada tres meses como prestadora de servicios.

A los fines del cómputo de la antigüedad, debe considerarse la denunciada en la demanda en tanto no fue controvertida, tomando como base salarial la fijada en la planilla adjunta en demanda (fs. 1) -según recibo obrante a fs. …-, que se encuentra reconocido en autos, correspondiendo pues mandar a abonar 5 meses de sueldo por tal concepto, en función de una antigüedad.
A los fines del cómputo de la antigüedad, debe considerarse la denunciada en la demanda en tanto no fue controvertida, tomando como base salarial la fijada en la planilla adjunta en demanda (fs. 1) -según recibo obrante a fs. …-, que se encuentra reconocido en autos, correspondiendo pues mandar a abonar cinco meses de sueldo por tal concepto, en función de una antigüedad.

- Las cantidades aproximadas: más de cien años, unos mil metros.
Por mes hacían entre 10, 12 o 15 mil kilómetros, dependiendo de los viajes y distancias, cuando viajaban por mes. El titular que figuraba en la tarjeta verde le daba la autorización al camionero.
Por mes hacían entre diez, doce o quince mil kilómetros, dependiendo de los viajes y distancias, cuando viajaban por mes. El titular que figuraba en la tarjeta verde le daba la autorización al camionero.

- Los números ubicados al comienzo de un párrafo o después de un punto y seguido: Treinta y seis días después hubo novedades.
Treinta días después, cumplido el plazo previsto por el decreto 146/2001, la demandada respondió al requerimiento de la trabajadora conforme carta documento de fecha … en una comunicación que consideró -según lo manifiesta en su voto el señor presidente de trámite, al que se adhieren los señores vocales integrantes del tribunal ad quem- da respuesta al requerimiento de la trabajadora”.

- Las décadas: la década de los noventa; los años cuarenta.
A partir del año 2003, el máximo tribunal federal parece haber emprendido un nuevo camino de activismo judicial claramente perceptible como fenómeno jurídico y político de incidencia institucional, tal vez comparable con el viraje de comienzos de la década de los ‘90, pero con distinto signo político, ideológico y jurídico.
A partir del año 2003, el máximo tribunal federal parece haber emprendido un nuevo camino de activismo judicial claramente perceptible como fenómeno jurídico y político de incidencia institucional, tal vez comparable con el viraje de comienzos de la década de los noventa, pero con distinto signo político, ideológico y jurídico.

- Cuando las cantidades se escriben con letras, no deben usarse los símbolos de las unidades de medida, sino su nombre completo.
El material secuestrado fue objeto de pericia y el informe policial de fs. … concluyó que se trataba de una mezcla de cocaína, cafeína, cloruros, sustancias reductoras y almidón en un peso de diez grs.
El material secuestrado fue objeto de pericia y el informe policial de fs. … concluyó que se trataba de una mezcla de cocaína, cafeína, cloruros, sustancias reductoras y almidón en un peso de 10 grs.
El material secuestrado fue objeto de pericia y el informe policial de fs. … concluyó que se trataba de una mezcla de cocaína, cafeína, cloruros, sustancias reductoras y almidón en un peso de diez gramos.

- Cuando se expresan fracciones, excepto que estén citadas en un contexto matemático:
El joven, condenado a 15 años de prisión (por un homicidio simple agravado) se encuentra detenido desde el 16 de diciembre de 2003, por lo cual el 16 de diciembre próximo cumplirá los dos tercios de la pena y ésta quedará íntegramente cumplida el 16 de diciembre de 2018.
Uso antinormativo del gerundio
Por Valeria Colella*

El gerundio es una forma verbal impersonal que expresa simultaneidad o anterioridad de la acción con el tiempo en que se habla. Muchos textos en general, y los jurídicos en particular, se caracterizan por un uso desmedido del gerundio, que además en ocasiones resulta incorrecto.
El gerundio debe cumplir tres condiciones para que su uso sea correcto:
- debe funcionar como adverbio (complemento circunstancial) o como verbo;
- debe expresar acción simultánea o anterior a la del verbo principal, o tan inmediata que se percibe como simultánea
- el sujeto del gerundio debe ser el mismo que el del verbo principal o tener un sujeto propio (con verbos de percepción física el sujeto puede ser el complemento directo del verbo principal).
Explica que la novel normativa ha derogado la Ley de Bien de Familia nº 14.394, tornando inaplicable la Ley nº 17.801 (es el mismo sujeto, la novel normativa, quien deroga y torna).
No obstante, muchas veces se utiliza una sintaxis enrevesada con una clara tendencia a alargar los periodos sintácticos y a usar abundantemente los gerundios, aplicándolos a sujetos diferentes, lo que repercute en la oscuridad y la ambigüedad de lo que se pretende transmitir.
Los policías se encontraron a los detenidos discutiendo en la puerta del domicilio.
El sujeto es “los policías”, pero el gerundio se refiere a “los detenidos”; la ambigüedad se eliminaría si dijéramos:
Los policías se encontraron a los detenidos, que estaban discutiendo en la puerta del domicilio.
Tradicionalmente se consideran incorrectos todos los usos que no incluyan las tres condiciones a la vez, aunque algunos de ellos tienen ya mucha tradición y se van admitiendo en ciertos casos.
De los distintos tipos de gerundio, uno de los más incorrectamente utilizados es el de posterioridad: aquel que señala una acción que se produce posteriormente a la del verbo principal. Se trata de una incorrección, ya que, como establecimos en el concepto, el gerundio debe expresar una acción que coincida temporalmente con la del verbo principal, si bien es cierto que cuando la consecuencia es casi inmediata se considera aceptable.
Lo denunció un policía teniendo que comparecer el juez.
En ese caso, lo correcto sería sustituir el gerundio por una oración coordinada:
Lo denunció un policía y tuvo que comparecer ante el juez.
En algunas ocasiones el gerundio debe sustituirse por un punto. El sentido de posterioridad se infiere del orden en que aparecen los enunciados.
En este sentido, la ley parte de la regulación exhaustiva de la vivienda de protección pública, empezando por su definición, los aspectos que se refieren al régimen de uso, teniendo en cuenta...
En este sentido, la ley parte de la regulación exhaustiva de la vivienda de protección pública. Empieza por su definición, los aspectos que se refieren al régimen de uso, y tiene en cuenta...
Este tipo de gerundio también suele utilizarse para conectar ideas o como causa explicativa (caso denominado gerundio de enlace).
Esto es lo que la ley refiere cuando alude al hecho principal, debiendo establecerse la atribución como delito del hecho al demandado.
Esto es lo que la ley refiere cuando alude al hecho principal, por lo que debe establecerse la atribución como delito del hecho al demandado.
En otras ocasiones, la sustitución del gerundio puede realizarse con un complemento prepositivo.
Debemos tener por cierto la materialidad del hecho, agregando que de la prueba colectada surgía que la motocicleta fue embestida por el automóvil.
Debemos tener por cierto la materialidad del hecho, con el agregado de que de la prueba colectada surgía que la motocicleta fue embestida por el automóvil.
En la mayoría de los casos, la coordinación copulativa (y/e, ni, que) posee un valor aditivo y sustituye con mayor naturalidad al gerundio:
La convocatoria cumplió su cometido, estableciendo las bases, el programa y el contenido de éstas.
La convocatoria cumplió su cometido y estableció las bases, el programa y el contenido de éstas.

Notas
* Por Corregidor Jurídico (www.corregidorjuridico.com).
Un poco de esto y un poco de aquello
Por Valeria Colella*

La forma neutra de los pronombres demostrativos esto, eso y aquello se deriva de otros neutros latinos, al igual que el artículo lo, el pronombre personal ello y el cuantificador indefinido algo, no van seguidos de un nombre y no presentan variación de número (no se debe confundir con los adjetivos demostrativos que sí poseen variaciones de género y número y preceden a un sustantivo).
Estas formas son expresiones que pueden llegar a sustituir oraciones, proposiciones o incluso párrafos completos. Es en estos casos, por la propia extensión del antecedente, que son más vulnerables a la ambigüedad, aunque es importante tener en cuenta que siempre se refieren a cosas, hechos o acciones y nunca llevan tilde.
Los demostrativos neutros hacen referencia a muy diversas nociones: esto y eso se usan para retomar el contenido:
Como lo ha declarado el Tribunal, las provincias no ejercen el poder delegado a la Nación y no les está permitido dictar los códigos después de haberlos sancionado el Congreso, y esto no deja lugar a duda en cuanto a que todas las leyes que estatuyen sobre las relaciones privadas de los habitantes de la república, sean personas físicas o jurídicas, al ser del dominio de la legislación civil y comercial, están comprendidas entre las facultades de dictar los códigos fundamentales que la Constitución atribuye exclusivamente al Congreso.

O en posición focal:
Esto es lo que debe decidirse en el caso que nos ocupa, y en consecuencia corresponde desechar el recurso de queja deducido, con costas (arts. 488, 550 y 551, CPP).

O cuando hacen referencia a expresiones o términos recién enunciados:
De acuerdo al artículo 34, inciso 1º, del CP, el presupuesto biológico de la imputabilidad penal está definido en forma negativa; esto es: inexistencia de una alteración morbosa de las facultades mentales; de una insuficiencia de éstas o de una grave perturbación de la conciencia. Ahora bien, luego de constatado estos extremos corresponde decidir, en un segundo peldaño de examen, si debido a ello el sujeto no pudo en el momento del hecho comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones.

Aquello se utiliza para caracterizar a los demostrativos que presentan cierta lejanía:
De modo tal que fueron hipotecadas las tres fracciones que en condominio poseían con su hermano, poniendo en riesgo lo que le correspondía, pero haciéndolo con gusto por tratarse de su querido hermano y para que no tuviese que vender parte de su capital y pudiera saldar la deuda. Ninguna participación tuvo en todo aquello la concubina de su hermano.

En los textos jurídicos, expresiones como de lo que o por lo que se utilizan comúnmente como conectores que no siempre causan un entendimiento inequívoco de lo que se afirma. Lo mismo ocurre con la construcción de lo cual y por lo cual.
En cuanto a qué se debe tener en cuenta al momento de utilizar este tipo de expresiones es su cercanía con el referente, ya que a mayor distancia con éste mayores dificultades de producen al momento de determinar qué expresión recupera la construcción neutra.
En primer lugar, se evidencia la inexistencia de un contrato social constitutivo, por lo que en definitiva habrá de estarse a las constancias probatorias, las que podrán ser suficientemente convictivas en tanto los elementos aportados traduzcan en la realidad la presencia de hechos concretos y certeros sobre la existencia efectiva del ente ideal.
Por su parte, Campos afirma que aunque el agravamiento pueda ser ulterior, lo importante es la consecuencia que genera de impedir proveerse de ingresos para cubrir las necesidades, por lo cual -para este autor-, proceden los alimentos tanto en la enfermedad que se hizo ostensible antes como después del divorcio, si su origen es previo a la crisis conyugal.

Notas
* Por Corregidor Jurídico (www.corregidorjuridico.com).
Sobre el uso correcto de algunas locuciones preposicionales (I)
Por Valeria Colella*

Una locución preposicional es un grupo de palabras que actúa como un único elemento gramatical y la función propia de preposición: unir grupos de palabras, normalmente sintagmas, entre ellos. Como son construcciones prefabricadas, no es válido alterarlas ni cambiar uno de sus elementos por otro a nuestro gusto, sino que debemos respetar su configuración completa.
debajo de, detrás de, enfrente de, a favor de, en medio de, en contra de, a través de, encima de, de acuerdo con, rumbo a, camino de, a fuerza de, junto con, en vez de, por delante de, junto a, antes de, con arreglo a, lejos de, a falta de

El uso inadecuado de preposiciones o de locuciones preposicionales constituye otro de los problemas que presentan, en general, los textos jurídicos. Existe mucha dificultad en la elección de la preposición adecuada.

Así, para indicar que existe conformidad entre dos cosas, debe decirse que la primera está de acuerdo con la segunda, y no de acuerdo a.
…incorporaran a los trabajadores de acuerdo a las modalidades y necesidades del servicio, para lo cual se arbitraran los medios de convocatoria al personal”, es de observar que el compromiso asumido en relación a la actora, no fue respetado.
…todo en concepto de indemnización por daño de acuerdo a los términos del acta de fecha 25 de enero de 2011 del presente expediente…

Para indicar que una cosa apoya o fundamenta a otra, la forma correcta es con base en, sobre la base de, en función de, basándose en, pero no en base a y con base a.
La base indemnizatoria deberá tomarse en base a un recorrido de 10.000 km. mensuales y no semanales como plantea la parte actora, pues en base a reglas de la experiencia esto es materialmente imposible de sostener, pues implicaría un andar de 24 hs. al día todo el mes y aún así no se podrían recorrer los extremos mencionados.
…corresponde efectuar la determinación del lucro cesante futuro a partir del 1/2/2006 por los salario dejados de percibir, en base a los siguientes elementos: …

En cambio y sin embargo no son exactamente lo mismo. En cambio expresa oposición total (en este caso también puede usarse por el contrario, contrariamente, de manera opuesta; mientras que sin embargo expresa oposición parcial (caso en el que también son válidas las expresiones a pesar de ello, no obstante).
Ello habida cuenta que los rubros pérdida de chance y lucro cesante están referidos a la obtención de ingresos vinculados de manera directa con la actividad productiva y lucrativa de las personas. En cambio, esta otra reparación está relacionada con la pérdida de ventajas o privación de beneficios que, si bien también tienen trascendencia económica y patrimonial, se vinculan en forma directa con el ejercicio de funciones vitales, la vida en relación y el goce pleno de la persona.
Es cierto que la confrontación de la expresión matemática final de la condena, con el monto del embargo al momento de la adquisición, pueda generar cierto sentimiento de iniquidad ante la frustración del cobro de parte del valor económico de lo mandado a pagar. Sin embargo, esa sensación desaparece si nos situamos en el instante mismo de la compra; momento este, en el que el monto del embargo coincidía con el crédito reclamado, salvo negligencia imputable al embargante por no haber realizado las pertinentes ampliaciones de embargo con antelación a ese tiempo.

Otra regla básica que se aplica a la construcción de locuciones preposicionales es que no son correctas las formas que anteponen encima, debajo, delante, detrás, dentro, fuera, enfrente, cerca, lejos a posesivos. Así, las expresiones delante mío, cerca suyo, detrás tuyo se consideran incorrectas. Lo correcto es utilizar las formas delante de mí, cerca de él, detrás de ti.
El testigo ... a su vez, que circulaba en el mismo sentido que los vehículos intervinientes en el choque, advirtió al remis ya parado y otro auto delante suyo que chocó al remis, lo que viene a corroborar que el remis ya estaba parado antes del choque y que había distancia y tiempo suficiente para ser advertido.
El testigo ... a su vez, que circulaba en el mismo sentido que los vehículos intervinientes en el choque, advirtió al remis ya parado y otro auto delante de él, que chocó al remis, lo que viene a corroborar que el remis ya estaba parado antes del choque y que había distancia y tiempo suficiente para ser advertido.

Con respecto a las expresiones enfrente o en frente, ambas formas son correctas y en ambos casos significa ‘lo que está delante’, aunque actualmente se prefiere la forma escrita en una sola palabra. Del mismo modo, también es incorrecto usar estas formas con posesivos: enfrente mío, enfrente tuyo, enfrente suyo. Las formas correctas serían: enfrente de mí, enfrente de ti, enfrente de él.
En frente a la probable producción del resultado, también se aprecia que la conducta desarrollada por el imputado –por las razones dadas en los apartados precedentes– abastece tales exigencias a nivel de la voluntad.

Para indicar que algo se hizo con ocasión o a causa de otro evento, la expresión correcta es con motivo de. No son correctas las formas con motivo a o por motivo a.
Con motivo al traslado de ..., no recuerda si hicieron un petitorio. Sí hubo un petitorio, pero no recuerda si era por el traslado o el despido.
Con motivo del traslado de ..., no recuerda si hicieron un petitorio. Sí hubo un petitorio, pero no recuerda si era por el traslado o el despido.
Uso de participios de presente.
Por Valeria Colella*

El participio de presente español procede directamente del participio de presente latino y se caracteriza por el morfema nt . Este participio ha desaparecido casi por completo en español, pero sigue usándose, y muchas veces abusándose de él, en los textos jurídicos, ahora con funciones similares a un adjetivo.
…no menos cierto es que los actores consintieron mes a mes prestar funciones sin la percepción en tiempo de la correspondiente remuneración mensual y sin contar a su favor con el título jurídico habilitante que les asignara en propiedad un derecho subjetivo a un cargo con estabilidad
Lo que sí en cambio puede hacer, es transferir los derechos resultantes a su favor del contrato anteriormente concluido con el aún titular dominial por lo que realiza una cesión de su posición contractual.
son susceptibles de descalificación las sentencias que omiten el examen y tratamiento de alguna cuestión oportunamente propuesta, siempre que así se afecte de manera sustancial el derecho del apelante y lo silenciado sea conducente para la adecuada solución de la causa.
En el uso jurídico tiende a usarse el participio de presente con el valor de una oración de relativo o de un gerundio (habilitante: “que habilita”; resultantes: “que resultan”; sea conducente para: “conduzca a”), lo que lo convierte en una expresión caduca.
Solo quedan algunas palabras lexicalizadas como simples adjetivos que a menudo se sustantivan: “alarmante”, “asistente”, “amante”, “cantante”; algunos incluso se han convertido en preposiciones (“durante”, “mediante”) o adverbios (“bastante”).

Notas
* Por Corregidor Jurídico (www.corregidorjuridico.com).
Los puntos sobre la íes.
Por Valeria Colella*

En los textos en general, y los jurídicos en particular, la puntuación tiene una importancia vital en el momento de la conformación del sentido. La presencia o ausencia de estos elementos ortográficos puede tener repercusiones graves en el sentido. No es fácil proponer reglas que cubran la inmensa variedad de circunstancias del uso de la coma, del punto y coma, de los dos puntos e incluso del punto. Sin embargo, hay algunas normas que sí son claras y que constituyen una frontera que no se debe traspasar:

- Entre sujeto y predicado no debe ir coma.
La cuestión a dilucidar, ha sido motivo de anteriores pronunciamientos de parte de este Tribunal Superior.

- Tampoco se establece coma entre el verbo y sus complementos más allegados: complemento directo, complemento indirecto, complemento de régimen, atributo y predicativo.
…se evaluó la presencia de datos objetivos, que mostraban un creciente índice inflacionario…
...lo que significa, que el juez puede aplicarlos en el caso concreto y su eficacia no está condicionada.

- Los complementos circunstanciales propios no se separan con coma.
A partir de tales consideraciones se entendió que la tasa de interés agravada del dos por ciento (2%) mensual cumplía, acabadamente, con las demás pautas señaladas.

Por el contrario, llevan siempre coma:
- Los complementos explicativos, ya sean adjetivos, ya sean oraciones de relativo.
A partir de tales consideraciones se entendió que, sin apartarse de los límites impuestos por la Ley de Convertibilidad, la tasa de interés agravada del dos por ciento

- Los complementos periféricos, que constituyen una oración de entonación independiente, separada por pausas, y afectan a todo el conjunto oracional. Situados en posición incidental fijan el marco en el que se produce la acción o proceso expresado por el verbo y demás complementos.
Avocada a esa tarea, anticipo que el planteo recursivo no merece recibo.
Tal como lo señala el referido autor, la norma del artículo 42 de la Constitución Nacional pone en cabeza de los consumidores y usuarios derechos plenos.

- Los elementos que expresan punto de vista, entre los que hay muchos adverbios en -mente: desde el punto de vista moral, desde una perspectiva científica, etc.
Desde esta perspectiva, el legislador ha legitimado muy especialmente al Ministerio Público.

- Los elementos que expresa una actitud del hablante hacia su enunciado y van entre pausas: Desgraciadamente, por fortuna, verdaderamente, erróneamente…
También el repudio de la apelación articulada en contra de la desafectación se fundó, esencialmente, en la falta de agravio de los recurrentes.
Erróneamente, se ha interpretado que el planteo era investigar...

- Los complementos del decir: sinceramente, con toda franqueza…
Ciertamente, el perjuicio o agravio debe ser puesto de manifiesto por el interesado de manera explícita y tener incidencia en el resultado final asignado a la causa.
Precisamente, esta situación se verifica en el sub lite.

- Los conectores de discurso van entre pausas: sin embargo, no obstante, por lo tanto, en consecuencia…
Por otra parte, en oportunidad de solicitar la suspensión de la ejecución promovida por la institución actora...
...el tipo previsto por el artículo 52 de la L.D.C. resulta inconstitucional, pues no respeta ninguno de los principios que dimanan de los artículos 18 y 19 de la Constitución Nacional.

- Los ordenadores del discurso: en primer lugar, seguidamente, por un lado, etcétera.
Y finalmente, en la presentación directa ensayada ante esta Sede agregaron la novel normativa protectoria de la vivienda instituida en el recientemente puesto en vigencia Código Civil y Comercial de la Nación relacionada supra.
En primer lugar, establece que la decisión es recurrible por imponer una medida corporis afflictiva a su asistido.

* Por Corregidor Jurídico (www.corregidorjuridico.com).
Página  Comienzo Anterior Siguiente Ultima  de 1
Registros 1 a 9 de 9
© 2002 - 2018 - Actualidad Jurídica - Montevideo 616 - Córdoba Capital - República Argentina - Te.: +54-0351-5683228