Usuario Clave
 
Noticias

Volver al Listado 

Confirman el embargo de una cuenta municipal para pagar honorarios a un abogado.
Los jueces de la Sala Cuarta de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, María Isabel Romero Lorenzo y José Gerardo Ruiz rechazaron la apelación de la Municipalidad de Aguaray y confirmaron la sentencia que desestimó el planteo de levantamiento de embargo y mandó llevar adelante la ejecución hasta que un abogado cobre íntegramente sus honorarios, por 85.568 pesos.

La cifra que cobrará el abogado por honorarios se origina en la deuda de 61.120 pesos, más la tasa de interés del 1,5 por ciento mensual y hasta el tope fijado en dos sueldos del Gobernador de la Provincia. Los jueces de alzada consideraron que la interpretación de la inejecutabilidad de deudas contra el Estado nacional, provincial o municipal, producto de su inembargabilidad debe ser efectuada de manera armónica con los principios y garantías constitucionales y del ordenamiento jurídico, frente a las particularidades del caso concreto. Por ello, dijeron que para aplicar este régimen al pago de los honorarios regulados, debe atenderse principalmente a la fecha de realización de las tareas profesionales. El juicio principal donde se reconocieron las acreencias reclamadas se inició con posterioridad a la fecha de corte prevista en la ley 7125, es decir antes del 31 de diciembre de 1999 y las deudas no se encuentran alcanzadas por la consolidación. Es que al analizar al planteo de inembargabilidad de los fondos del municipio, recordaron que distintos instrumentos legales fueron dictados en el marco de la coyuntura económica del país. Tuvieron como fin preservar el erario público de los efectos de la crisis que hacía inviable para la nación, provincias y municipios sostenerse, debido a las deudas contraídas y si no se limitaba el poder de agresión sobre el patrimonio y sus fondos.

Por caso, la ley 25.973 declaró aplicable el régimen de inembargabilidad establecido por la ley 24.624, en beneficio de las provincias, los municipios y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en relación a los fondos públicos que le pertenecen. A nivel provincial, la ley 7170 establece que “los fondos, valores y demás medios de financiación afectados a atender las erogaciones previstas en el Presupuesto General de la Administración Provincial, se encuentran protegidos por las leyes 5018, 6583, 6669 y 7125, por lo que no se admitirá toma de razón alguna que afecte en cualquier sentido su libre disponibilidad por parte de los titulares de los fondos y valores respectivos, salvo que la deuda que se ejecute haya sido prevista en el presupuesto aprobado”. Sobre este tema; la misma Sala Cuarta de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial sostuvo anteriormente que los fondos públicos son inembargables, por lo que se estatuye la inejecutabilidad de deudas contra el Estado nacional, provincial o municipal. Sin embargo, dijeron Romero Lorenzo y Ruiz que la interpretación debe ser hecha de manera armónica con los principios y garantías constitucionales y del ordenamiento jurídico, frente a las particularidades del caso concreto. Así lo sostuvo la Corte de Justicia de Salta cuando dijo que la inembargabilidad de los fondos públicos provinciales no implica una autorización al Estado para no cumplir las sentencias judiciales, porque ello importaría colocarlo fuera del ordenamiento jurídico. El Alto Tribunal señaló además, que los fundamentos para otorgar la excepción de inembargabilidad están constituidos por elementales principios humanitarios y el sentido de la función social en que corresponden que se desenvuelvan los derechos de índole patrimonial que impide que sean ejercidos como verdaderas armas agresivas contra los sujetos pasivos.

El fallo de alzada también recuerda que a través de la Ley Provincial 6583, de marzo de 1990, se declaró la emergencia económica y administrativa de la provincia, con sucesivas prórrogas y así se estableció la suspensión de las ejecuciones de sentencias contra el Estado Provincial, Municipal y demás entes allí contemplados. En el caso de ejecuciones por cobro de honorarios, dispuso que también quedaban suspendidas “en cuanto excedan el tope que establece la reglamentación contra cualquiera de las partes en los juicios contemplados precedentemente”. Y fue el decreto 2492, de noviembre de 1990 el que dispuso como tope de los honorarios ejecutables, “el importe equivalente a dos remuneraciones mensuales que por todo concepto corresponda al Sr. Gobernador determinada al tiempo que se deba efectuar el pago”. En esta causa, se regularon honorarios provisorios a un abogado por la suma de 61.120 pesos, por su labor efectuada en la causa “Municipalidad de Aguaray vs. Servicio Vertúa S.A. - Ejecución Fiscal”. Posteriormente, el letrado inició proceso de ejecución de sentencia y después de intimar a la Municipalidad, el juzgado ordenó trabar embargo sobre las sumas depositadas en el Banco Macro -sucursal Aguaray y Salvador Mazza- bajo titularidad de la Municipalidad, hasta cubrir el monto de ejecución, más los 24.448 pesos en concepto de accesorios. La diligencia se llevó a cabo y se dictó sentencia de remate, se ordenó llevar adelante la ejecución y dispuso un interés del 1,5% mensual. Esa decisión fue apelada por la Comuna, cuando pidió que se levante el embargo por lo dispuesto por las leyes de emergencia económica y de inembargabilidad de que gozan los fondos municipales, pero la apelación fue rechazada.

Los jueces Romero Lorenzo y Ruiz concluyeron que la obligación de pago de los honorarios regulados no se encuentra sujeta al régimen de consolidación de deuda porque el juicio principal en el que se reconocieron las acreencias reclamadas a la Municipalidad de Aguaray, comenzó en 2015, es decir, con posterioridad a la fecha de corte prevista por la ley 7125 (31/12/1999) y, por ende, no se encuentra alcanzada por la consolidación. Y reiteraron que el carácter inembargable de los fondos públicos no puede ser considerado como una regla ineludible, sino que debe ser apreciada en el caso concreto, de acuerdo a las interpretaciones de todas las normas dispuestas en función de la emergencia económica y la preservación del adecuado funcionamiento de los gobiernos.

Fuente: Poder Judicial Salta

Fecha: 16/11/2018 - Región: Salta
Página  Comienzo Anterior Siguiente Ultima  de 38608
Registros 1 a 1 de 38608

© 2002 - 2018 - Actualidad Jurídica - Montevideo 616 - Córdoba Capital - República Argentina - Te.: +54-0351-5683228